martes, 23 de junio de 2009

marco teorico sobre valores

el termino inversion significala asignacio de fondospara la adquisicion de valoreso de bienes realescon el fin de obtener mas utilidado un interes

los valores son lo derechos vendidos como puden ser acciones , sociedades , etc

debido al interes de este marco es para centrar los valores comenzaron por describirlos mas detalladamente para lo cual lo diremos que posco a poco se fueron destruyendo

La concepción y el desarrollo del curriculum que hemos propuesto, aún siendo un marco de trabajo importante, no es suficiente para abordar con seriedad la enseñanza de valores democráticos. Además, es necesario que el centro también se organice de modo coherente con el tipo de cultura que queremos construir. Para hacer realidad la idea de convertir a las escuelas en esferas públicas democráticas (Giroux, 1990), que ofrezcan a su alumnado constante y sistemáticamente experiencias de aprendizaje útiles para la formación en valores, todas las dimensiones que constituyen la cultura organizativa de un centro deben concebirse y desarrollarse en la misma dirección que el curriculum propuesto.

Un centro escolar educa en valores más por el ambiente y las relaciones vividas en la organización que por lo que cada profesor y profesora pueda enseñar aisladamente en su aula. Por eso, la educación en valores aún exige más que los centros dispongan de un proyecto entendido como acción educativa común comprometida con los valores, y no un mero documento. Esto supone un largo proceso que permita ir generando formas de trabajo, adecuando la organización de los espacios y los tiempos, construyendo relaciones interpersonales basadas en el respeto y el apoyo mutuos, desarrollando procesos de tomas de decisiones cada vez más impregnados de valores democráticos, abriendo la escuela cada vez más al entorno mediato e inmediato para que se impregne de él y rompa las barreras que tan estrechamente limitan la acción educativa, etc.

De cómo esté configurado organizativamente el centro dependerá la formación moral y social del alumnado, siendo el ámbito privilegiado de ejercicio las relaciones sociales en el aula. La configuración de la escuela como un grupo humano que comparte normas y valores democráticos, que se estiman valiosos por su potencial educativo y para la vida en común, es la que provoca una educación en valores.

Por último, resaltar que la educación en valores precisa, asimismo, que el trabajo docente se desarrolle mediante unas relaciones de colaboración que impliquen a todos y conduzcan a un compromiso de toda la comunidad educativa con las metas consensuadas de la institución. De este modo, los centros escolares deben ser, más allá del individualismo y la desvertebración, comunidades con valores compartidos, que enlazan a las persones en función de una visión común de lo que pretenden y dan significado a la vida escolar. Una comunidad escolar debería tener como núcleo y guía un pacto de valores democráticos convenido entre las familias, el profesorado y el alumnado. Caminar en la reconstrucción de la cultura escolar individualista en otra más cooperativa, sería la finalidad primordial si queremos que los centros contribuyan decisivamente en la formación de los ciudadanos en una cultura democrática y, al mismo tiempo, encuentren su razón de ser en esta sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada